La banca, la lacra que enamora a la izquierda

Posted in General with tags on octubre 15, 2008 by Paulo Solís

Atribuir al liberalismo económico los excesos que solo corresponden a la banca occidental es como culpar a la atmósfera de que permita las emisiones de las térmicas. De hecho, creo que los banqueros son a menudo el mayor obstáculo que encuentran los emprendedores para sus proyectos y la usura, en sus diversas formas, está detrás de todo lo que está pasando. De ahí que considere más normal nacionalizar el crédito -quizás lo único que debería ser nacionalizable- que dar esos regalitos a fondo perdido a los que tan rápido se apunta Bush como el pobre aprendiz Zapatero (“tú esto lo aprendes en dos días”, le dijo Jordi Sevilla a ZP cuando era evidente que no entendía la progresividad, la base de cualquier Hacienda socialdemócrata).

Así que, sin ser demasiado conspiracionistas, sabemos que son lo bancos los que en última instancia financian a los partidos, a intereses tan ventajosos como aquel tan sonrojante de la Caixa al PSOE. Y sabemos que Botín, el banquero que manda en la Moncloa, se ausentó de la reunión donde se repartía nuestra pasta después de ser el muñidor en la sombra de este plan de rescate que, dios qué desvergüenza, nos dicen que es preventivo. De una forma igual de cobarde, Lady Macbeth se ausentaba de las escenas más intrigantes de la obra de Shakespeare.

La democracia socialista se resume en esto: una panda de banqueros se reúnen con Zapatero para robarnos una buena tajada de nuestro patrimonio sin la más mínima sombra de discusión parlamentaria que sí le quitó el sueño a Bush. Mientras, eso sí, los súbditos seguiremos pagando religiosamente nuestras hipotecas, sin que el Gobierno repare en que quizás esos millones de euros podrían servir para liberar a buena parte del país de la locura de los plazos a 40 años. Porque mientras nosotros les confiábamos nuestra esperanza de vida, ellos se lanzaron a nadar en aguas infestadas de tiburones. Sus errores tienen premio. Los nuestros, los pagaremos por partida doble.

Los enterradores del capitalismo

Posted in General on septiembre 27, 2008 by Paulo Solís

No hay nada más feo que un enterrador que sepulta a muertos que están muy vivos. Y los soplagaitas del régimen -el iletrado Fernando Berlín a la cabeza- se han apresurado a dar por muerto al capitalismo o al liberalismo económico que, no nos engañemos, es lo mismo. Aún presa de cierto síndrome de Estocolmo por los 2.500 euros que ingresará María, la madre de mi hijo Martín, con los que colaboraremos aún más en el galopante déficit socialista -esta es su gran aportación al modelo económico-, escribo este breve post para deciros que me estoy mondando con los apocalípticos. Porque han matado a la “bestia avariciosa” del capital sin ofrecernos un sistema alternativo, lo cual, por otra parte, demuestra lo absolutamente inmersos que están en el fango del márketing

¡Pobre malvada Serbia!

Posted in General on julio 22, 2008 by Paulo Solís

Cuando oía las soflamas formalistas de Gabilondo contra la guerra “ilegal” de Irak, recordaba lo entusiasta que fue el gallinero socialdemócrata con la también guerra ilegal de Kosovo, incluido el propio Gabilondo, que en aquellos tiempos sí se creyó las mentiras sobre el genocidio albanokosovar que la historia finalmente ha puesto en su sitio. Nadie entonces insistió tanto en la importancia de contar con un beneplácito de la ONU que nunca hubo, pues en realidad la guerra pretendía con Kosovo lo mismo que con Irak: poner en la órbita de Estados Unidos un país que estaba en un contexto geopolítico hostil. Aunque, en realidad, no fue un texano imperialista el que dirigió los bombardeos sobre las ciudades serbias, sino un aplicado cachorro de Suresnes.

Ahora que los europeístas serbios han puesto en manos de la justicia internacional a Radovan Karadzic me pregunto qué consecuencias traerá la detención para la pobre, malvada Serbia. Quizás sólo sirva para despertar fantasmas agazapados. Quizás se recuerde que los criminales de guerra croatas, bosnios y kosovares no han sido juzgados por el mismo rasero. Casi todo camina por el filo del peligro cuando hablamos de los Balcanes.

Tal vez sea oportuno recordar ahora lo que escribió Peter Handke sobre Srebrenica y la absoluta parcialidad de los medios occidentales.

“… con ‘historia anterior’ la memoria no se está refiriendo sólo a la represión llevada a cabo por los turcos hace siglos y a la persecución criminal llevada a cabo por los musulmanes aliados de los nazis hace décadas. […] ¿No contaba como historia anterior, antes que nada, los crímenes cometidos al comienzo de esta guerra, y entonces, por una vez, no por los serbios? ¿Hubo una causa, o quizás la gran causa para la venganza, de todos modos imperdonable, luego, tres años después? Los saqueos y las matanzas que, desde 1992, uno tras otro, y de un modo ininterrumpido, ocurrieron en los pueblos serbios de los alrededores de Sbrenica, ¿llegaron al mundo y fueron completamente comprensibles a los ojos de éste, de igual modo, día a día, como es el caso ahora, desde hace un año, con las supuestas masacres producto de la venganza?…”

Por la expropiación de los bancos (al fin un líder creíble para la izquierda)

Posted in General on julio 16, 2008 by Paulo Solís

 

De alguna manera, soy un decepcionado de la izquierda. El puritanismo prohibicionista, la corrección política, el feminismo fascista, el tacticismo demoscópico, los seducidos por los nacionalismos, los analistas de sangre por petróleo, los actores políticos, los políticos actores… Todas estas cosas y muchas más me han alejado cada vez más del izquierdismo-pose, del progresismo de salón, del mariateresismo de la vega, y me ha puesto en alerta ante la capacidad totalitaria de estos discursos vacíos. Como parece que no hacen daño a nadie, como parece que solo desean la paz y el fin del hambre en el mundo, da la impresión que son inocuos. Craso error.

De apostar por algo ya definitivamente peligroso creo que los izquierdistas del mundo -uníos- deberían seguir en masa a tipos como El Solitario, que en el juicio en el que se le acusa por la muerte de dos guardias civiles se definió como expropiador de bancos, abriendo un debate sobre los suculentos beneficios de la banca española en el que ni Zapatero el Rojo se atreve a entrar. Las abusivas comisiones, los increíbles impuestos revolucionarios de la usura española son materia vedada para la izquierda posh. ¿Será por las oscuras condonaciones de deuda que benefician a los partidos mayoritarios?

De ahí que el congreso del PSOE se pareciera más al Concilio Vaticano II que al de Suresnes, con Zapatero oficiando la misa de la nueva moral. Los socialistas no aspiran a cambiar el mundo, sino a sustituir a la iglesia en los púlpitos, por eso nos ofrecen abortos y eutanasias, pues la teología siempre ha sido mucho más lucida que el realismo. Y la realidad es que los bancos siguen ganando mientras todos los demás seguimos perdiendo.

…[No sólo eso. En el discurso táctico tras la caída de Fadesa ya argumentan que algunas cosas van mal, pero los bancos españoles continúan ganando mucho dinero y haciendo compras millonarias. Se lo oí a Fernando Berlín, ese bloggero reconvertido en escupidor de consignas socialistas]…

Celebración en Canaletas

Posted in General on junio 30, 2008 by Paulo Solís

 

Antología de opiniones en el foro del Periódico de Cataluña sobre el triunfo de la selección. Algunas se refieren a la escandalosa cobardía del alcalde de Barcelona, que se negó a instalar pantallas gigantes para no molestar a sus socios nacionalistas. La foto corresponde a las Ramblas, fuente de Canaletas. Y supongo que los que salen en ella corresponden a los tres millones de catalanes que no votaron el Estatut o lo hicieron en contra.

 

En Catalunya,hasta en discotecas el sabado se coreaba el a por ellos el sabado noche.Visca Catalunya i visca Espanya! Fora els fatxes independentistes!Us morireu d´amargor i resentiment

 

Este triunfo se lo dedico a carod puigcercos y toda la cupula de intolerantes que persiguen y desprecian a todos los millones de catalanes que nos sentimos españoles y defendemos la libertad, la tolerancia y el bilinguismo. Visca catalunya , i Visca Espanya!

 

Visca Catalunya española. Hace 200 años ganamos a los franceses y ahora a los alemanes. Los buenos catalanes sólo celebramos victorias (reitero victorias, no derrotas como la de 1714) y frente a enemigos creibles. VISCA CATALUNYA

 

Anoche se demostró que la mayoría de catalanes nos sentimos muy españoles, la gente pitaba y tiraba cohetes, la alegría era generalizada, por fin mas de un nacionalista se habrá percatado que pertenece a una minoria retrógrada y resentida, VISCA ESPANYA¡¡¡¡

 

Felicitats a la selecció espanyola per fer-nos vibrar amb un partidàs i amb un campionat on han demostrat que ha guanyat el què millor ha jugat! Als rancis dels independentistes que volen rebentar la celebració, que se’n vagin de vacances ja, què falta els fa! !Y qué viva EspaÑa!

 

La actitud de Hereu es vergonzosa, a los del Glasgow Rangers se les mimó y haste les dejaron orinar en el monumento a Francesc Maciá, mientras que a los seguidores de la selección, que nunca había sido tan de todos como ayer, han intentado que ni se les viera, en vano, como todo lo que hacen. ¿De dónde cree el PSC que salen sus votos? Visca Espanya

 

Em sembla patètic el que s’ha fet per poder celebrar la victòria de la selecció espanyola en aquesta ciutat. Encara que millor seria dir el qué no s’ha fet. Es vergonyós que no s’hagi pogut montar una pantalla gegant en el centre de la ciutat per poder gaudir tots de la victòria de la nostra selecció. Perquè no es col·loca en el Forum? Sobretot, després de veure com es gasten diners dels nostres impostos per poder acomodar a uns aficionats d’un equip estranger, col·locant-lis equipaments, pantalles gegants, bars, etc…i després no es poden gastar pels propis ciutadans de la ciutat.

 

El PNV quiere que gane Rusia

Posted in General on junio 25, 2008 by Paulo Solís

 

 

A riesgo de que este blog derive en un foro futbolístico, me remuerde la conciencia no comentar las declaraciones del “moderado” Iñigo Urkullu confesando que prefiere que gane Rusia la Eurocopa. Estos son los compañeros de viaje que nos ha tocado para construir la convivencia democrática. Es de rigor tolerarlos, es del todo legal subvencionarlos, consentirles que construyan una policía de partido, permitir que recojan los frutos mientas sus cachorros de la coleta mueven el árbol. Pero no por ello hay que dejar de desemascarar al partido más fascista y xenófobo de la Europa de los 25.

Urkullu prefiere que gane Rusia, porque como todos sabeis hay más jugadores vascos en la selección de Putin que en el equipo español (los que hay en España, o son traidores, o corre sangre “maketa” por sus venas).

Urkullu prefiere que gane Rusia, porque es un ejemplo de tolerancia con sus regiones secesionistas. Solo hay que ver su reacción ante los independistas chechenos en comparación con la represiva y violenta actuación del Gobierno español ante la consulta de “lehendakari” (extraterrestre, en vasco).

Urkullu prefire que gane Rusia, porque puesto todo el peso de la historia sobre la balanza, el nacionalista ultracatólico seguidor del racista Arana se inclina por el apoyo que les prestó Stalin en la guerra civil, más que por los siglos de convivencia con el resto de los españoles.

Así que, aunque apoyo el giro del PP para captar el voto femenino -en eso ha consistido básicamente la refundación de Rajoy-, me incomoda coincidir con los críticos en que las siglas del PNV deberían permanecer en el capítulo de los partidos con los que nunca hay que pactar. Tarde o temprano, nos darán la puñalada por la espalda.

…[recuerdo ahora las negociaciones secretas del Gobierno vasco con Inglaterra para lograr la independencia durante la Guerra Civil, traicionado a los asturianos que luchaban en suelo vasco por la República tras la caída de Asturias]…

…[a por ellos]…

…[oé]…

 

 

 

Sporting

Posted in General on junio 16, 2008 by Paulo Solís

 

 

 

 

 

 

 

Lo que recuerdo del fútbol pasado es muy poco. A medida que pasan los años, los jugadores son como destellos remotos que se desvanecen discretamente. Su vida deportiva es tan corta que a menudo nos los imaginamos más viejos de lo que son, hasta que un día los vemos por la calle y nos alegramos de que estén vivos, como en otra dimensión. Me temo que las Ligas nunca han sido una buena referencia temporal o lo son por exceso, así que mi memoria selectiva ha borrado muchas cosas que otros recuerdan con precisión. El Roxu, por ejemplo, con su memoria prodigiosa y su peligrosa propensión a cantar el himno del Sporting por las calles de Oviedo. Él es nuestra memoria futbolística.

 

 Quizás no recuerde jugadas y alineaciones, pero sí el olor del césped del Molinón en aquellos días de lluvias perpetuas, cuando Cundi corría la banda con sus muslos de acero tras un balón endiabladamente acelerado. Si no llegaba, le aplaudíamos más que cuando conseguía centrar.

 

O a mi padre en los bares con Tati Valdés, aquel genial centrocampista calvo perseguido por la leyenda de que en un partido televisado se le había caído el peluquín. Los dos un poco chispas, cantando Ponme la mano aquí macorina. Se ponían la mano en corazón, aunque más avanzada la juerga descendieran a territorios más inconfesables.

 

La elegancia de Joaquín con el balón, tan alto, buscando las jugadas en el horizonte. El espacio vacío que Quini nos dejó para siempre al borde del área. El Brujo era la viva imagen de mi tío Marcelino, hasta tal punto que a veces se funden en un híbrido irreal que mantiene su mirada fija en un balón antiguo. Cuando estaba en el Barça, seguía siendo nuestro. Como creo que ha pasado con tantos y tantos grandes jugadores que generosamente prestamos. Todos marca de la casa: peleones, listos, gallardos caballeros.
 Un día como hoy en que mi ciudad duerme la resaca más feliz, vuelvo a aquellos días en el palco de la tribunona, cuando mi padre aprovechaba el silencio de los momentos muertos del partido para gritar a traición “¡Hala Oviedo!”.
Mi hermano y yo nos escurríamos de vergüenza en la butaca, pero supongo que la esencia de la democracia la aprendimos en aquel palco esquinado de El Molinón. Nuestro padre jamás tuvo el más mínimo problema por ser socio del Sporting, militar en el Oviedo y gritar soflamas a favor del acérrimo enemigo cuando no venía a cuento. Era una minoría incomprensible y extravagante, pero elegantemente respetada. Así que es normal que todos los hombres de bien amantes del fútbol celebren con nosotros que esta filosofía, esta escuela del deporte y de la vida, regrese por fin a primera división. Faltaba una referencia ética insustituible.